Mecanon People
Por:

Para nuestro pesar, la comparación es una de tantas las actividades naturales que tiene el hombre. A sabiendas de que puede ser un rollo enfermizo, no podemos ingeniárnoslas para evitar estar todo el tiempo equiparando una cosa con otra. Uno de los inventos claves de la civilización como la conocemos, fue algo que ahora nos parece tan simple como lo es la balanza. Para determinar qué es lo mejor, debemos observar al conjunto, ver qué es lo que sobra, qué tiene calidad y, al final, cuál es elemento que se erige sobre los demás.

Sin tener que racionalizarlo demasiado, podemos encontrar ejemplos prácticos a nuestro alrededor. En el casos de la música , que es uno de los ejes de este espacio, podemos mencionar los decenas de conjuntos que en un momento u otro se han ostentado como “los nuevos beatles”. El cuartero de Liverpool suele ser la vara con la que se mide a los aspirantes a mejor banda del mundo. Generalmente las discusiones de esta índole acaban sin consenso, en un intercambio eterno de argumentos (e insultos) que no llevan a ningún lado ya que el fanatismo es algo tan duro como el acero.

Quienes prestamos atención a todo lo pasa por nuestros oídos, nos divertimos, no sin una pequeña dosis de vanidad, encontrando similitudes entre canciones actuales con algunas que han sido lanzadas anteriormente. Como madres que defienden a sus hijos, procuramos señalar aquellos caso en el que el homenaje empieza a cruzar los límites del plagio. Algunos, diera la impresión, lo hacen para vanagloriarse, buscando más el mostrar sus amplios conocimientos que a la justicia misma.

Cada quien tiene propios parámetros, por contradictorios que éstos parezcan. Debo confesar que, en mi caso, soy particularmente permisible en el caso de Oasis, a quienes, como una excepción, aplaudo cada que rehacen riffs y tonadas ya disponibles en el pasado. El caso de ellos es especial ya que a diferencia de otros, procuran “homenajear” de manera descarada, sin aprovecharse de artistas obscuros como suelen hacer las bandas verdaderamente condenables. Por el contrario, los Gallagher admiten la fuerte carga de influencias sin dejar de aportar la dosis suficiente de indentidad y creatividad. Por mucho que los detractores se esfuercen jamás lograrán mermar la leyenda de estos vagos de Manchester.

Lo anterior viene a cuento, ya que sin esperarlo, encontré un fuerte parecido entre dos temas de Mecano y Pulp, a quienes, ni en mis más degenerados sueños, imaginé incluir un día, en el mismo párrafo.

El parecido está entre “Los Amantes”, un semi-clásico de la agrupación española perteneciente al álbum Descanso Dominical (1988) y la célebre “Common People” de esa maravilla llamada Different Class (1995).

Sí, para mayor extravagancia, si es que cabe, la de Mecano estuvo antes, por lo que cabe preguntarse, si Jarvis Cocker alguna vez escuchó, en algún episodio vacacional a Ana, José María y Nacho para terminar usándolos como inspiración para el que quizás sea el himno definitivo del Britpop.

Dejo ambas para que ustedes mismos vean el parecido. O para que me acusen de loco si no lo hay.

 

Está, obviamente, la posibilidad de que se trate de mera casualidad. No hay que olvidar el inicio de “Common People” es muy sencillo(como evidenció el propio Jarvis en el programa Songbook conducido por Will Hodgkinson), y en eso radica también parte de su magia. Además hay que mencionar algo clave que inclina la balanza hacia Pulp: la letra. La superficialidad de “Los Amantes” no es competencia para la celebración de “Common People” la cual reivindica como nadie esa bendición infravalorada que significa ser normal.

 

También en Spazz:

Ssimplemente uno de los mejores discos de los 90
[...] Lo que hay que decir al respecto del nuevo lanzamiento es que este tipo ha vuelto a sacar un disco buenísimo que cualquier amante del rock actual en su más amplia acepción debería poder disfrutar.
Una genial mezcla entre rock progresivo que puede hacer disfrutar a los que no se ven atraídos por los excesos del género
Es el nivel compositivo de los Rolling Stones en su apogeo. El álbum defenestrado es realmente la obra maestra
Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
No votes yet