Un Calendario para Gobernarlos a Todos
Publicado originalmente en Diario Yoya
Por:

El concepto de un calendario único es, admitámoslo, una quimera: son 209 las federaciones admitidas en la FIFA, de cualquier rincón del mundo; cada una con su propia tradición, cultura y clima. Sin embargo, como máxima organización de mangantes y mercachifles del fútbol mundial sí que podría indicar una serie de directivas recomendadas a las federaciones para que éstas las sigan en la medida de lo posible. Tras una concienzuda y serena reflexión en la barra del bar, se me ocurren las siguientes:


  • Eliminar al máximo las "pausas para selecciones". No tiene sentido que un jugador vuelva a su club con una lesión de 2-3 semanas y, cuando esté recuperando la forma, tenga que volver a irse con su selección. SOLUCIÓN: Se harán dos pausas anuales para partidos de selecciones: una de 5 semanas en junio-julio, como viene siendo tradición para el Mundial, la Copa Confederaciones, la Eurocopa, la Copa América y la Copa de Oro (torneo CONCACAF). La otra, de 3 semanas, podría ser a finales de enero y principios de febrero como gesto hacia las federaciones continentales de Asia y África, ya que son los meses en los que disputan su torneo continental. Y ya sería mucho mejor si las federaciones nacionales pagasen esos dos meses de sueldo de los futbolistas que seleccionaran para jugar, y así dejaría de ser un expolio para ser algo aceptable.

  • Los futbolistas necesitan 3 días de recuperación por partido. SOLUCIÓN: los partidos deberán jugarse cada 4 ó 5 días (en torneos cortos se podrán disputar partidos cada 3 días, pero será la excepción y no la norma). Es posible jugar 5 partidos cada 3 semanas siguiendo una rueda que comienza en viernes, sigue con partidos martes y sábado de la semana siguiente y finaliza con partidos miércoles y domingo de la última semana. Son 5 partidos con una diferencia de 4 días, y 5 días para el inicio de la siguiente rueda (así hay un día de margen para no jugar todos el mismo día y poder televisar más partidos).

  • Con el calendario actual, cuando un club consigue hacer una buena temporada en su torneo nacional, debe esperar hasta la siguiente para jugar el torneo continental, e incluso otra más para disputar el mundial de clubes; de manera que varios de los jugadores responsables del éxito pueden haber cambiado de equipo (esto es más notorio en el caso de clubes menos mediáticos o de menor presupuesto). SOLUCIÓN: la temporada de de clubes comenzará con el torneo nacional, una vez finalizado éste se disputará el torneo continental y como cierre de temporada se jugará el mundial de clubes. Cualquier club tiene el potencial de, si le salen bien las cosas y hace una buena temporada, lograr el éxito y reconocimiento mundiales sin la preocupación de mantener en sus plantillas de próximas temporadas a sus jugadores más importantes para ser más competitivos en los torneos más exigentes.

 

Leyenda

Temporada 2012/2013



Consideraciones finales:


  • Como podéis comprobar, a pesar de que en la primera temporada hay tiempo para una liga nacional de 38 jornadas porque la planificación dura más de 52 semanas, la situación normalizada implica que la liga dure 34 jornadas. Sin embargo, como he comentado, este calendario está hecho para sobrecargar menos a los verdaderos protagonistas: los gladiadores del mundo contemporáneo futbolistas. Si alguna federación se propone jugar domingo - miércoles semana tras semana, da tiempo para esas 4 jornadas de más necesarias. Además, como he dicho al principio, éste es un calendario recomendado.

  • Una competición nacional de copa no está contemplada en el calendario, pero eso no significa que no haya tiempo para disputarla. Y además, como es obvio, los equipos que no disputen competición continental o queden eliminados en fases previas o eliminatorias no tienen por qué estar parados los meses de marzo, abril y mayo. Se pueden disputar en marzo los playoffs de ascenso y descenso entre categorías nacionales, en abril eliminatorias previas de copa y dejar para mayo las últimas rondas de copa para que puedan entrar los clubes eliminados de competiciones continentales (p. ej., en la temporada 2012/2013, jugar los octavos viernes 3 y martes 7, cuartos sábado 11 y miércoles 15, semifinales domingo 19 y jueves 23 y la final el 1 de junio, y sólo dejarían de disputarla los clubes que estuviesen jugando cuartos de final de la 2ª competición continental y semifinales de la 1ª), o como alternativa hacer una fase final de copa al mismo tiempo que se juega el mundial de clubes, para que como mucho sólo tenga que renunciar a dicho título el club que pelee por un objetivo mayor como es el título mundial.
    Finalmente, también se puede optar por disputar la copa durante el primer tramo de temporada jugando domingo - miércoles (siempre que la liga nacional sea de 16 ó 18 equipos), disputando entre los meses de marzo y mayo una nueva competición nacional en la que no jueguen los clubes que disputen competición continental. Como veis, alternativas hay y es cuestión de echarle imaginación.

  • La supercopa nacional está planificada para disputarse a un solo partido al final de la pretemporada, pero no hay problema en hacerla a doble partido dejando el primero de ellos dentro de la pretemporada. Que se jodan, por haber ganado títulos.

  • Hay partidos programados durante los meses de diciembre - enero, meses en los que la competición se paraliza en el norte de Europa. En estos países se recomendaría o reducir el nº de clubes de su competición nacional, o comenzarla antes, o bien reducir la distancia entre partidos. En cuanto a los partidos clasificatorios de selecciones, los partidos que los países con meteorología extrema (como Islandia o Finlandia) disputen en casa deberían programarse para la pausa veraniega. También se ha seguido la regla española de respetar las navidades, situación que no se repite en los países que no celebran esas fiestas o en otros como por ejemplo Inglaterra, donde el Boxing Day es más que una tradición. Es un partido de más sobre el calendario publicado, que puede aprovecharse para comenzar más tarde la liga nacional, acabarla antes o tener un partido más para la competición nacional de copa.

  • Para observadores que hayan visto competiciones que se solapanunas sobre otras: las fases finales de las Copas de África y de Asia coinciden con la 1ª eliminatoria previa de la competición continental. Tened en cuenta que estas fases finales las disputan 4 selecciones y que se han planificado 4 previas antes de la fase de grupos de una competición continental, cosa que hoy en día sólo se usa en la UEFA Champions League... donde la 1ª eliminatoria únicamente la disputan 6 clubes: los campeones de las ligas de Luxemburgo, Irlanda del Norte, San Marino, Armenia, Andorra y las Islas Feroe. Por lo tanto, la coincidencia de futbolistas será escasa o inexistente. La otra coincidencia importante es más difícil de subsanar, ya que el verano anterior al Mundial se disputan la Copa Confederaciones y la Copa de Oro (competición de la CONCACAF). Esta última se juega actualmente al finalizar la 1ª, pero en este caso coincidiría con el período reservado para vacaciones. Se puede optar por retrasar las vacaciones y la pretemporada de los jugadores que disputen la Copa de Oro (por lo que se incorporarían tarde a sus ligas nacionales) o bien, como se ha puesto en esta planificación, disputarla antes y que los jugadores que disputen el mundial de clubes (solamente 8 clubes) no disputen dicho torneo de selecciones.

  • El calendario está planificado para 52 semanas, lo cual significa que cada 5 ó 6 años habrá una semana libre que, por ejemplo y para regocijo de la FIFA, podría aprovecharse para tener una semana extra de preparación para el mundial de selecciones.

Algunos iluminados llamarían a esto revolución. Yo lo llamo sentido común a pesar de saber que, efectivamente, hace falta una revolución en los estamentos ocupados por los máximos vividores sin fronteras mandatarios del fútbol mundial. El mismo sentido común que nos indica que la tendencia sería reducir un poco más el tiempo dedicado a las competiciones nacionales y ampliar el de las competiciones internacionales. Por ejemplo, en el tiempo reservado para competiciones continentales hay tiempo para disputar 22 partidos, los necesarios para una liga de 12 equipos. Ahí lo dejo.


Temporada 2013/2014

Temporada 2014/2015

Temporada 2015/2016

 

 

Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
Average: 5 (1 vote)