Por:

Esta historieta está basada en la canción titulada generalmente como "Banks of the Ohio", una tremenda murder ballad norteamericana del siglo XIX. Su primer registro grabado es de 1927, por parte de los Red Patterson's Piedmont Log Rollers (busquen un nombre más hillbilly, los desafío). Esta balada sobre asesinato es una de las más famosas y más versionadas que existen. Para darse una idea, entre la larga lista de intérpretes, tenemos a Johnny Cash, The Carter Family, Pete Seeger, Joan Baez y hasta Olivia Newton-John (sí, la rubia de Grease, que baila con John Travolta).

La balada original es anónima, como casi todo en estos géneros, donde el autor absoluto se desvanece y la libertad en cuanto a derechos favorece una variedad monstruosa de interpretaciones; lo que es uno de los mayores atractivos de los folklores tradicionales, donde las canciones se convierten más bien en “temáticas” y cada temática tiene docenas de letras y melodías diversas, dependiendo la zona, la época o el músico. La palabra “tradicional” parece indicar rigidez, pero sin la atadura de manos de los derechos de autor, muchas veces se encuentra más libertad de interpretación que en otras áreas de la música. En el caso específico de "Banks of the Ohio", podríamos decir que es una de las que menos ha variado en melodía y letra con el tiempo.

La historia de "Banks of the Ohio" es bien representativa de las baladas de asesinato: Una bella muchacha y su ferviente enamorado, quien la invita a un paseo por el bosque, un pequeño paseo. Henchido de amor le ofrece su mano, pero la sorpresa es que ella no la quiere.  Inadmisible, se supone que ellos van a ser felices para siempre, en un hermoso hogar, a las orillas del río. Así que a Willie no se le puede ocurrir otra salida: tiene que matarla, y dejar que el río se la lleve.  Ahora, cómo se la mata, bien, depende quién cante: Algunos sólo la ahogan, otros le rebanan el cuello, la mayoría le clavan una navaja en el corazón (la versión de Cash, con su clásica literalidad a la hora de contar la muerte; la versión de Baez, con una melodía más oscura, entre otras). Hay para todos los gustos. Para esta versión, no musical sino gráfica, se prefirieron, en favor de la narración visual, unos buenos piedrazos.

Como es usual en estas canciones, la historia que se cuenta se puede relacionar con muchos otros temas tradicionales de desamor y crimen, tales como “Down in a Willow Garden” o “Rose Connely”, donde el asesino es condenado por envenenar, apuñalar y arrojar al río a su amada (no, no quería verla muerta para nada), “Pretty Polly” o “The Cruel Ship’s Carpenter”, donde el asesino se llama nuevamente Willie (así que asumo que nuestra víctima del Ohio se llama Polly). A partir de Pretty Polly, Bob Dylan se basa para hacer Ballad of Hollis Brown. Algo interesante de señalar es que gran parte de las murder ballads son feminicidios relacionados con el “amor”, otra gran parte son infanticidios.

Para esta versión en historieta se tomó como base la interpretación de The Kossoy Sisters, en su disco Bowling Green and other Folk Songs from the Southern Mountains (1956), con banjo del monstruo de Erik Darling. Una versión lenta, suave, como debe ser una buena murder ballad, tan dulce musicalmente que te horroriza el doble la letra; no hay cambio en la melodía o el acompañamiento a lo largo de la canción, aún cuando narrativamente cambia de forma radical de lo que es un paseo romántico a un sangriento crimen. Las Kossoy no cambian el tono casi alegre y Darling no baja a un plano más oscuro el feliz ritmo del banjo. Esta característica musical genera un horror muy particular, donde el oyente se separa de una historia espantosa por que la música que la acompaña es disfrutable y la conciencia de la historia va y vuelve dejando sensaciones encontradas. El hecho que no cambie en absoluto el tono, ritmo o melodía convierte la letra en una narrativa lineal, donde el estribillo parece la tonada de un loco, que aún matando a Polly, aún dejándola en el río, espera que le conteste y sueña con un hogar perfecto, donde las aguas  fluyen, a orillas del Ohio.

 

 

Click en la imagen para comenzar la historieta:

 

 

O clickear en cada una para acceder a la respectiva página:

        
Página 1/8Página 2/8Página 3/8Página 4/8Página 5/8Página 6/8Página 7/8Página 8/8

    

 


 

Versión en la que se basó el trabajo, Kossoy Sisters con Erik Darling. Bowling Green and other Folk Songs from the Southern Mountains (1956).

 

Otras versiones conocidas:
 

Primera versión grabada por los Red Patterson's Piedmont Log Rollers. Down on the Banks of the Ohio( 1927).

 

Joan Baez, Folksingers ‘round Harvard Square (1959)

 

Johnny Cash, Unhearted (2003)

             

¡Califica este artículo!
Average: 5 (3 votes)