Reivindicando a ABBA
En defensa de una banda injustamente infravalorada
Por:

¿Cuántas veces hemos criticado bandas ajenas sin al menos pararnos a escuchar uno de sus discos? Repetimos hasta el hartazgo: “Me cago en banda X, es una mierda”, siendo las únicas justificaciones a tan molesta declaración de principios “no son para mí”; “no es lo mío”; “no me pone del tomate”. Y yo te digo con todo el cariño del mundo: “Sos un forro”. Es verdad que cada uno de nosotros va a preferir tal o cual banda o estilo musical sobre otros, y seamos francos, alguno que otro no nos va a gustar. Y no está mal. Pero el ser humano tiende a ser pelotudo y cae en la chabacañedad de insultar y hablar mal gratuitamente de cualquier cosa. Claro… como vos. ¡FORRO!

Y en la lista de bandas que más adolecen de este síndrome que daré en llamar “razonamiento parasitario”, Abba aparece en primer lugar con comodidad. Y lo sufren porque tienen temas geniales, discos más que destacables y un sonido pop que, si bien tenés que estar de un humor especial, puede compararse con las mejores melodías Beatles, con los grandes arreglos de los Kinks y las armonías mas complicadas de los Beach Boys.

Pocas bandas tienen temas pop tan redondos y sólidos como estos cuatro suecos con cara de nabos. Sus discos al mismo tiempo adolecen de los problemas que tienen muchas bandas clásicas con más renombre como los Credence o los mismos Queen; siempre hay dos o tres temas que desentonan con las gemas que contienen y el LP queda demasiado rengo como para llevarse una nota muy elevada. Por eso podría decirse que Abba es una banda de singles y temas, pero nadie en este planeta, NADIE puede darse el lujo de balbucear siquiera que ha escuchado lo mejor del pop si no le dio una escucha profunda al chicloso ABBA (1975) al divertidísimo Arrival (1976) o al experimental The Album (1977).

Lo que siempre es blanco de todas las críticas y denostaciones que se le achacan a la banda es su imagen hiper-pelotuda que siempre tienen. Y en esto le tengo que dar la derecha a la muchedumbre. La verdad de la milanga es que estos cuatro papanatas siempre intentaron tener una imagen super pop de fines de los '70 con todo lo que ello conlleva. Solo tienen que ir a Youtube y buscar algún video para ver lo que digo. Nunca, ningún músico conocido de este lado del universo tuvo un contraste tan marcado de calidad artística entre imagen y música. Si bien su música es pegajosa y colorinche y si intentamos pasar ese estilo a algo físico y visual lo más parecido es eso, hay que aprender a sacárselo de la cabeza para poder disfrutar de la banda.

Todo lo que me queda por decirles es que se saquen ese prejuicio tonto con esta y muchas bandas más que son castigadas sin conocerlas por muchos “snobs” que andan dando vuelta por el mundo. Abba puede llegar a transformarse en una banda de gusto personal prioritario para cualquier melómano. Y te lo dice alguien que se vuela el marote con Purple y prefiere a Zappa por sobre todas las cosas.

 

TOP 5 DISCOS

 

Abba – 1975 

ABBA (1975)

Disco popero por excelencia con temas que rozan el pico de dicho género. Este es el primer trabajo en el cual verdaderamente buscan lograr un LP como tal y el refinamiento de su sonido a un lado un poco más rockero… Claro…. Rockero al vocabulario Abba.

Puntos Altos:

"SOS"
"Intermezzo No.1"
"Mamma Mia
"
 
 

  
Arrival – 1976 

Arrival (1976)

Mi trabajo preferido y tal vez su disco más redondo y mejor acabado. Sin dejar su género característico intentan sumar detalles para lograr ser más variados: el resultado termina con temas en los cuales las melodías son más fuertes que nunca y los estribillos más redondos que la mierda! Y sí… yo tambien odio la garcha de “Dancing Queen”.

Puntos Altos:

"Knowing Me, Knowing You"
"Money, Money, Money"
"That's Me
"
 
   

  
The Album - 1977 

The Album (1977)

La experimentación buscada en Arrival se asienta y llega a su punto álgido con The Album, en el cual podemos encontrar de todo un poco. Temas oscuros y baladas más melancolicas crean una atmósfera de semi-agobio que se respira por todos lados. Abba suena como una banda preocupándose por el sonido más que por las melodías.

Puntos Altos:

"Eagle"
"The Name of the Game"
"Take a Chance on Me
"
 
   

 
Supper Trouper - 1980  

Supper Trouper (1980)

Adentrada en los '80 la banda se volvió más disco y creadora de baladas, lo cual relegó un poco al pop empalagoso que tantos frutos había dado antaño. Aquí ya se mostraban quebraduras en las relaciones de los miembros (los cuales eran pareja y ya para este disco estaban separados), haciendo letras amargas y crudas, en su mayoría dedicadas a sus propios compañeros (¡¡qué lindo es que se lleven para el orto y lo demuestren!!)

Puntos Altos:

"The Winner Takes It All"
"Lay All Your Love On Me"
"Our Last Summer
"
 
   

   
The Visitors - 1981  

The Visitors (1981)

El último y más oscuro. No tiene ningún éxito ni es lo que busca. Abba se cansa de ser Abba y busca ser otra banda completamente diferente. Un disco más amarrete en melodías y facilidades, que sin dejar de ser pop suena maduro y, lo peor del disco, demasiado serio y frío. Pero tiene sus temazos que no pasan más allá del melómano ocasional que logra encontrar esta joya.

Puntos Altos:

"The Visitors"
"I Let the Music Speak"
"I Let the Music Speak
"

 

También en Spazz:

Buzzcocks en Auditorio Blackberry, 12 de Abril de 2012
Acerca de nosotros
Silvio no necesitó nada más que guitarra y voz para hacer uno de los mejores discos que la humanidad escuchará jamás
A destacar el público pequeño, la banda sonando completamente ajustada, sin acrobacias, apenas dejando una instrumentación discreta que hace sobresalir a las canciones mismas sin que el protagonismo se lo lleve nadie más.
Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
Average: 5 (1 vote)