0

Bellybutton
Jellyfish
Por:

Jellyfish es una de esas bandas que podríamos denominar "de culto", si por ello entendemos que sin ser demasiado conocida suele generar un consenso positivo entre aquellos que la conocen. Con sólo dos discos, se les considera una notable influencia para la música pop indie de la década de los 90 y la actual. En concreto, este disco de 1990, debut de la banda liderada por el batería y cantante Andy Sturmer y por el teclista Roger Joseph Manning Jr.; constituye, en mi humilde opiñon, un fantástico trabajo que a todas luces debería ser más conocido.

Lo que encontramos en Bellybutton es básicamente un compendio de lo que era y había sido la música pop a lo largo de la historia. Desde The Beach Boys a Queen, pasando por The Beatles o The Who, pero todo bajo un manto de personalidad propia que convierte el disco en algo más que un mero rejunte de incluencias, y todo sazonado con unas buenísimas composiciones. Esto hace de Bellybutton un disco al que, dentro de su estilo, es difícil de criticar, pues todo está en su lugar. Es algo pomposo y recargado pero lejos de ser Queen, no es ni tan serio como un Dylan ni tan frívolo como Sparks, las canciones son convencionales pero al mismo tiempo tienen un leve toque bizarro casi imperceptible, pero que quizá haya contribuido a su estatus de culto. Qué se yo, lo que importa es que el nivel de perfección de este disco es algo notable, creo yo.

Comentando algunos de los highlights del disco, podría hablar de los tres singles. "That Is Why" es una especie de pop FM que funciona como un reloj suizo gracias a un exquisito gusto instrumental y unas melodías brillantes. "The King Is Half-Undressed" es una relectura azucarada de la típica canción épica de The Who (el guiño a Townshend en el riff inicial es notable), con una buenísima melodía vocal épica y ascendente. Y "Baby's Coming Back", un pop a lo Paul McCartney tan clásico como irresistible.

Pero la calidad también se reparte entre los temas más originales. "She Still Loves Him", aparte de su solo de guitarra homenaje a Brian May, tiene una tensión magnífica en las estrofas y una amenazante guitarra new wave, para estallar en un estribillo pop de cierto regusto amargo. Un temazo, francamente. O el curioso homenaje a The Zombies que supone "Now She Knows She's Wrong", que pasado bajo el filtro Jellyfish se convierte en algo totalmente refrescante. Pero la verdadera joya del disco es "Bedspring Kiss", pieza con notables aires de jazz latino que no se parece a ninguna otra canción de la banda pero que suena como si hubieran estado veinte años perfeccionando canciones así. Un tema relajado y atmosférico, lleno de sutilezas (la exquisita guitarra) y obviedades (la melodía del estribillo, se reconoce como genial desde la primera escucha), que ningún amante del pop de calidad debería dejar pasar bajo ningún concepto.

Pero realmente todas las canciones del disco son muy buenas, y podría haber sustituido cuatro de las seis canciones que he reseñado por las otras cuatro restantes y la reseña resultaría igual de elogiosa.

Tras este disco, sacaron Spilt Milk (1993), más rockero y elaborado, pero algo carente del toque especial de Bellybutton (aunque infaltable si te gusta éste) y la banda se separó. Sus miembros continuaron trabajando en distintos proyectos, de los cuales me gustaría destacar la carrera en solitario de Roger Joseph Manning Jr., el cual en los últimos años ha publicado dos discos buenísimos que siguen perfectamente la herencia de esta banda. Pero, francamente, como Bellybutton nada.

Año: 
1990

También en Spazz:

Muchas de las bandas de ese entonces escribieron algunas excelentes canciones pop con las que buscaban llevarse al mundo por delante (en ocasiones solo por su actitud), que en algunos casos despiertan algo de nostalgia (como en mi caso)
Es entrar a un universo, un sonido que sigue sonando único e irrepetible a pesar de su distancia temporal. Es el paso del hard rock a otro nivel, un nivel de complejidad inimaginado.
Pasto como debut es perfecto
Romantisísmico confirma la regla que con Babasónicos la regla es seguir siempre sorprendiéndote. El disco es un puñado de doce tracks irresistibles...
Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
Average: 4 (1 vote)