0

Congratulations
MGMT
Por:

Editar un álbum como Congratulations requiere de cierta audacia. Cuando una banda logra volverse inesperadamente en toda una sensación, como lo hizo este dúo con Oracular Spectacular, que fue muy bien recibido tanto por la critica y la comunidad indie (y también fuera de la misma), incluso llegando a vender una buena cantidad de discos y con algunos sencillos como hits, uno imagina que la presión debe ser considerable. Para una banda tan ambiciosa como MGMT es una situación interesante y compleja debido a la expectativa y al desafio de mantener sus pretenciones artísticas. Al dúo no se le ha subido la fama a la cabeza y siguen con su idea de invadir (o mejor dicho, infiltrarse en) el mundo conformista de la música pop para, seguramente, intentar imponer su visión algo más arriesgada. Quizás es por eso que prefirieron enfatizar el lado más psicodélico de su sonido, alejandose de himnos como "The Youth" o "Weekend Wars" y de piezas más bailables como "Electric Feel" o "Kids", sonando por momentos como una banda de la segunda mitad de los 60 (acercandose un poco más a los Flaming Lips y a Mercury Rev). Canciones como "Song For Dan Treacy" o partes de la larga pero intrigante "Siberian Breaks" reviven inesperadamente la clase de atmósfera que esperaríamos encontrar en un álbum de, digamos, los Hollies o los Zombies o alguna oscura banda de sunshine pop. Aunque es bueno aclarar que el álbum en ningún momento llega a sonar anticuado, aunque tampoco logra afianzar del todo a a Ben Goldwasser y a Andrew VanWyngarden como "íconos de su generación" (pese a que su debut quizás sea uno de los álbumes que mejor representan a la escena musical de los últimos años). En realidad es muy probable que eso no sea lo que tienen en mente, lo cual seguramente explica el motivo detrás de este leve cambio de rumbo que adoptaron.

Evidentemente, si hay algo por lo que se destaca Congratulations es por su colorido sonido y sus efectos psicodélicos pero esencialmente electrónicos, que debido a la algo confusa y dispersa estructura de las canciones crea un sonido bastante particular, atmósferico y lleno de pequeñas sorpresas para aquellos que tienen alguna forma de sinestesia. Pero lamentablemente esto implica que las canciones no funcionan del todo como composiciones y no tienen los ganchos de algunas de las piezas más destacadas de su antecesor. La banda no solo parece haber apostado por la clase de material que encuentra más artisticamente satisfactorio sino que se alejó bastante de su faceta más pop (a tal punto de que no planean editar ningún sencillo). Al mismo tiempo, la textura toma el protagonismo por sobre las letras, que en Oracular Spectacular tenían más relevancia y eran bastante llamativas (en este álbum son menos directas y quedan opacadas por la música). El problema es que en el proceso perdieron la intensidad que hacía que canciones como "Weekend Wars" o "Pieces Of What" sonaran genuinamente ambiciosas e importantes. "Flash Delirium", por ejemplo, es por momentos atrapante, pero se termina muy pronto y no cumple con lo que promete, pese a sus similitudes con las canciones más aclamadas del dúo. Hay, sin embargo, algunas piezas bastante accesibles, como "I Found A Whistle" (quizás la canción más atractiva del álbum, debido a su melodía hipnótica y su poderoso clímax), "It's Working" o el tributo "Brian Eno". Por otro lado, "Siberian Breaks" es un experimento relativamente exitoso, y por momentos llega al nivel de "I Found A Whistle", pese a durar 12 minutos y tener varias partes que contrastan mucho entre sí.

En parte tengo la sensación de que este es otro ejemplo de una banda que promete en su debut pero termina decepcionando en sus álbumes siguientes. Sin embargo, MGMT intenta hacer algo bastante más arriesgado que sus contemporáneos (incluso en relación a aquellos con una estética similar), debido a su acercamiento a un estilo que en teoría quedó en el pasado, en una época en que las reverberaciones, el ácido y Woodstock aún eran bien vistos. La psicodelia no ha "muerto", pero tampoco tiene tanta vitalidad como para seguir fascinandose con ella, y esa es la razón por la que Congratulations no convencerá a la mayoría de los que esperaban que fuera superior al debut de la banda o que soñaban con alguna clase de revolución artística (algo que queda evidenciado por la tibia recepción que ha tenido hasta el momento). Sin embargo hay motivos para pensar que MGMT aún tiene mucho para dar, aún si posiblemente esto no convencerá del todo a los fans del grupo, y pese a que el hecho de que una banda que causó tal impacto deba recurrir de esta forma a la música del pasado deja la algo deprimente sensación de que hoy por hoy no hay nada nuevo que decir, y de que ninguna textura de sintetizador podrá ocultarlo.

Año: 
2010

También en Spazz:

Beggars Banquet es la obra absoluta del rock moderno
La película definitiva de los tiempos pre-mayo 68
El último gran film de la era dorada de Godard
Trece canciones para ambientar la tenebrosa noche del 31 de octubre
Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
No votes yet