0

Colossal Youth
Young Marble Giants
Por:
SOSPECHAMOS QUE LA MEJOR APORTACIÓN del punk no fue la larga colección de artefactos vinílicos, muchos de los cuales (Never Mind the Bollocks, In the City, London Calling...), treinta años después, modélicos, energéticos, aún se sostienen. El máximo valor del movimiento fue la capacidad de transgresión de las normas a las que había llegado el mundo de la música pop. Sin necesidad de virtuosismo musical ni de grandes cantidades económicas, el punk posibilitó que algunos jóvenes, realmente "no músicos", pudieran aportar nuevas y estimulantes ideas. Los invitados de hoy, los galeses Young Marble Giants, son un perfecto paradigma de la savia nueva aparecida durante la era del imperdible post-punk.

Los hermanos Moxham, Stuart y Phil; y Alison Statton procedían de True Wheel, grupo adolescente galés que no llegó a grabar ningún disco. En 1979 crearon Young Marble Giants y consiguieron colocar dos temas en Is the War Over?, LP recopilatorio editado por un sello local que distribuía la discográfica Rough Trade, el sello más vanguardista del movimiento. Su jefe, Geoff Travis, intuyó las posibilidades de aquel esquemático material y los fichó enseguida.

En febrero de 1979 se publicó Colossal Youth (Rough Trade), grabado en los Foel Studios de Cardiff en tan sólo cinco días. Las quince composiciones fueron grabadas en directo, con pocas remezclas, mayormente estaban escritas por Stuart Moxham; la hipnótica "Eating Noddemix" era de Alison, que también escribió las letras de "Salad Days" y de la formidable "Choci Lon", ésta última compuesta por Phil. En la contraportada, Dave Anderson figuraba como productor aunque, realmente, sólo se encargó de la tarea de ingeniería ya que en ningún momento del LP hay indicios de lo que clásicamente llamamos "producción". Y es que Colossal Youth es el máximo ejemplo de grabación casera; un ejercicio amateur que sobresale entre los mejores discos de los últimos años de la década.

Canciones como "Searching For Mr. Right", "Include Me Out" y "Choci Lon" se caracterizan por una sorprendente austeridad basada en la explotación hipnótica de un primario riff de bajo, sobre el cual se desarrollan esqueléticas y desnudas estructuras que sólo se pueden explicar por la magia que proporciona el autodidactismo. Todo el disco flota sobre inquietantes atmósferas creadas por una tenue guitarra, un insistente bajo y un destartalado órgano de los 60, muy inferior a cualquier Casio de juguete. Y sin batería... odiaban ese sonido. Como mucho, una autofabricada caja de ritmos que elaboraba breves viajes instrumentales.

Las quince composiciones, con textos donde el humor se mezcla con el misterio, están regidas por un inusual concepto minimalista. Creaciones frágiles, exiguas y depuradas. Ligeras y frías pero de un fresco intimismo sobrecogedor. Radiografías distanciadas y desconcertantes. Y, sobre todo, una serena sencillez. Un Pet Sounds desabrigado.

Pocos meses después publicaron Final Day, un EP de cuatro canciones que incluía la pieza homónima inspirada en el primer libro de Ian Fleming, "Final Day": narrada en un escenario post-nuclear, es una pieza soberbia, digna de ser ilustrada por Corben. El mismo año salió a la venta Testcard, otro EP totalmente instrumental basado en la música que programaba la BBC en las cartas de ajuste.

Después de unas giras que demostraron que no eran una banda de directo, Young Marble Giants se separaron dando paso a otros grupos que, si bien no ofrecieron propuestas tan originales, sí que editaron un material espléndido. Nos referimos a La Varieté de Weekend o a Embrace the Herd de The Gist.

Con el tiempo, los Jóvenes Gigantes de Mármol han sido reivindicados por diversas bandas del panorama independiente: Versus, Kickstand, Speed The Plough... Formaciones mayores como Yo La Tengo o Beat Happening llevaron, epidérmicamente, el espíritu del mármol. Kurt Cobain avivó el mito diciendo que amaba YMG porque le relajaba. Hole adaptó "Credit in the Straight World" en el magnífico Live Through This. Y Tracey Thorn, de los elegantes Everything But The Girl, ha confesado que cuando creó las Marine Girls, cantaba incansablemente les piezas de Colossal Youth.

En 1994, la discográfica Les Disques Du Crepuscule publicó una edición digital de Colossal Youth que incluía todo el material del grupo: LP, EPs y los dos temas iniciales. Imprescindible."
 
- Este artículo es una traducción de un texto de " L'espira", suplemento del Diari de Balears: http://dbalears.cat/

 

Año: 
1979
País: 
Gales

También en Spazz:

Este mastodonte no es un disco que busque condiciones específicas para funcionar, es un disco que te condiciona, te obliga a sentir algo cuando lo escuchas.
El par de palabras que más asocio a la palabra “gusto” es “brit-pop”
En medio de un ambiente de revolución y cambios, he aquí a este inglesito de apenas 24 años exhortando por salvar las tacitas chinas, el vaudeville y la jalea de fresa
¡Califica este artículo!
Average: 1 (1 vote)