The Church of Rock and Roll
Foxy Shazam
Por:

No recuerdo bien qué fue lo que hizo que hace unos meses escuchara por primera vez, y sin ninguna referencia, el tercer disco de Foxy Shazam, banda originaria de Cincinnati, titulado con el nombre de la banda, y la verdad es que me encantó. Era un muy buen disco de rock de estadio, bufonesco y divertido, y recordándome a otros artistas más modernos, como Mika o The Darkness, que personalmente disfruto. Así pues, cuando vi que pocos meses después el cuarto disco The Church of Rock and Roll saldría a la venta, pues obviamente lo anoté como uno de los discos que me interesarían escuchar de 2012. Y así hice, y me sorprendió desde el inicio.

El disco empieza con "Welcome to the Church of Rock and Roll" y desde el inicio demuestra que estos tipos se habían metido Led Zeppelin y Queen en vena, pero Queen de la primera época, de los que hacían temas como "Ogre Battle" (escuchar esos coros para entenderlo). Y la verdad es que les sale muy bien. Lo mismo para la siguiente, el single "I like it", que no pasará a la canción como el tema más sutil del mundo ("That's the biggest black ass I've ever seen, and I like it, I like it."). Tras esta sorpresa el disco vuelve a los derroteros mostrados en su anterior lanzamiento (aún tengo pendientes escuchar los dos primeros), con estribillos festivos y emocionantes como "Holy touch" o solos al estilo de Brian May en "Last Chance at Love".



El adorable pop acústico "Forever Together", los toques gospel de "(It's) Too late Baby", la especie de AC/DC acústico "I wanna be yours", o la thedarknessiana eléctrica y festiva "Wasted feelings" hacen de este disco una experiencia de lo más amena. Pero al igual que pasaba con la anterior entrega de esta banda, lo mejor del disco está en los tres últimos temas. "The Temple" vuelve a la onda Zeppelin de los primeros temas consiguiendo sonar muy oscura y convincente. "The Streets" es la joya del album, una especie de suite con aires de musical construída en forma de tres canciones distintas que tienen el mismo estribillo, y posiblemente marca un interesante camino a seguir para la banda en futuros lanzamientos. "Freedom" cierra el disco muy bien con "Freedom", adorable tema entre el hard rock y la música gospel para correr libre dejando atrás los campos de algodón. O algo así.

Y sí, al final he nombrado todos y cada uno de los temas del disco, en orden además. Qué más da, vete a escuchar el disco, que es realmente buenísimo. No sé hasta que punto, pero si eres de los que aprecian un buen hard rock divertido, que no se toma excesivamente en serio y sin miedo al ridículo, debería gustarte esto.

Año: 
2012
País: 
Estados Unidos
Canciones: 

Welcome to the Church of Rock and Roll
I Like It
Holy Touch
Last Chance at Love
Forever Together
(It's) Too Late Baby
I Wanna Be Yours
Wasted Feelings
The Temple
The Streets
Freedom

También en Spazz:

La atmósfera conseguida por el álbum es soberbia, despersonalizada pero orgánica, mugrienta de departamento de marginales drogones
S.F. Sorrow (1968) es un disco psicodélico, surrealista, modernista, anárquico y poderoso.
Blur se atreve a navegar por sonidos y terrenos más aventurados que sus álbumes predecesores, y esta vez no hay mayor esfuerzo por incorporar o fusionar dichas fuentes en compactas canciones pop
Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
No votes yet