8

Moby Grape
Moby Grape
Por:

El debut homónimo de Moby Grape es perfecto para aquellos que disfruten del sonido de los 60 y que gusten de álbumes eclécticos. Moby Grape tiene un poco de folk, pop, blues y toques de rock & roll, country o gospel. Los cinco componentes componían y cantaban de maravilla, las harmonías de este disco igualan a las mejores de los Beatles, sin exagerar. Otra de las características del sonido de la banda fue la acertada (y bastante difícil) conjunción de las tres guitarras. Además, para haber cinco compositores distintos, el disco es bastante homogéneo en calidad.

Quizá el mejor compositor y miembro más afamado sea Skip Spence, que se encargó de la guitarra rítmica. Compuso dos canciones: "Omaha", con sus pegadizos "Listen, my friends", su galopante ritmo y sus extraños sonidos de estudio; y la última canción del álbum, "Indifference". Jerry Miller, guitarra solista, compuso él solo la perfecta mini-canción acústica "Naked, If I Want To", que no llega ni al minuto de duración. Junto al batería Don Stevenson compuso otras cinco: La primera es "Hey Grandma", himno del rock ácido californiano y paradigma de lo que nos espera en el disco, las voces destacan sobremanera aquí, al igual que la guitarra solista. Gran comienzo para el álbum, sin duda. También "Ain't No Use", el tema más country. Muy buenas son las canciones acústicas de Miller-Stevenson, "8:05" y "Someday", otra muestra del excelente nivel del álbum. Y "Changes", otra canción enérgica, destaca por sus ácidas guitarras y sus breaks instrumentales, mini-jams.

Extrañamente a lo que uno pudiera pensar, los temas de los otros dos componentes están compuestos e interpretados de igual manera y la calidad permanece intacta. El bajista Bob Mosley nos ofrece "Mr. Blues", como su título indica la canción más bluesera del álbum, "Come In The Morning", con unas voces más estupendas de lo habitual, y "Lazy Me". En las tres, Mosley está formidable como voz solista. Por último, el guitarra encargado de los arpegios Peter Lewis compone dos de las mejores canciones, bastante dispares entre sí: "Fall On You", con su ritmo frenético; y la acústica y deliciosamente otoñal "Sitting by the Window".

La banda tuvo una serie de pequeñas calamidades consecutivas que afectó a las ventas de su álbum debut y a su carrera. Su mánager, un personaje llamado Matthew Katz; y la compañía Columbia tuvieron mucho que ver. Maravillados ante la calidad del álbum, decidieron sacar 5 singles a la vez en lugar de uno, lo que propició la confusión de disc-jockeys y público, el cual desconfiaba de todo aquello que pareciera demasiado comercial. Muchos creyeron que eran una copia de los Monkees, cuando en realidad todos los miembros de Moby Grape componían, tocaban y cantaban. En la portada, Don Stevenson levantaba el dedo corazón de cara al público, cuando se dieron cuenta decidieron cambiar las copias por otras en las que el dedo se eliminaba. Además, tres de ellos fueron pillados con chicas menores de edad y denunciados por ello. Y por si fuera poco, eran aficionados a los escándalos y a la marihuana. Demasiada mala publicidad... una lástima. Eran realmente buenos.

Año: 
1967

También en Spazz:

El concepto del contrato social existe desde la época del renacimiento. El concepto supone que las personas acuerdan hacer o no hacer ciertas cosas para convivir. Por mutuo consentimiento.
Un material corto (nueve canciones apenas), que acaso esté falto de puntos extraordinarios, pero al que no le falta emotividad
Una obra completa, señoras y señores. El mejor Bergman está aquí. Y el mejor Allen, sin duda.
Yo lo llamaría «post-grunge»: pop que suena a rock alternativo.
Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
No votes yet