6

Scratch my Back
Peter Gabriel
Por:

UN DISCO DE COVERS. Para muchos, la respuesta desesperada a una época de nulidad creativa. Los discos de covers tienden a ser o considerados de lo peor, o a simplemente nunca ser nombrados como si nunca hubieran sido grabados (Pin Ups de Bowie o Spaghetti Incident de los Guns, por nombrar sólo dos). Por esto la noticia de un disco de covers hecho por Peter Gabriel no era demasiado alentadora. Primero, poque podía significar que el Peter se quedó seco, y segundo, porque una mancha en una discografia respetable como la suya se vería muy mal.

Si bien estas dos incógnitas, por fortuna, no terminaron siendo ciertas; tampoco están del todo alejadas de la verdad. Lo primero que alivia es la lista de canciones, Gabriel elige a 6 artistas de su tiempo más otros 6 "nuevos" con una selección de temas interesante e impecable. Lo segundo es lo original del proyecto; ningún cover tendrá ni guitarra ni batería, era la primera regla, y así Peter arregla canciones de rock con una orquesta e influencia de la música minimalista de Steve Reich.

Estas cosas se contraponen y el producto final no satisface del todo. El disco como conjunto se hace monótono y (exagerando) somnífero. Es un disco que depende de tu estado: si llegas de un día feliz, que te reciba Scratch My Back puede no ser lo mejor, pero si buscas tristezas y puedes empatizar con un tipo de 60 años abriendo su corazón con un fondo orquestado, te va a llegar.

Hay momentos brillantes, especialmente la apasionada (si bien no superior a la original) "Heroes" de Bowie, el tono desquiciado que le da Listening Wind de los Talking Heads y la interpretación de My Body Is A Cage de los Arcade Fire, el tema donde proablemente mejor se ocupe a la orquesta. Entre estos 3 lo mejor del álbum.

Las otras se mueven en lo bueno (Apres Moi, The Boy In The Bubble), lo mediano (I think Is Going To Rain Today, The Power Of The Heart) y lo extraño (Street Spirit (Fade Out))

Scratch My Back estaba pensado ser lanzado junto a otro disco, I'll Scratch Yours, donde los artistas elegidos para versionar por Gabriel le respondan con un cover. Entre demoras o artistas que simplemente tuvieron cosas mejores que hacer (destaca el temprano rechazo por Bowie que habría sido reemplazado por Brian Eno) el disco no salió.

Pero bueno, se supone que saldrá en este año y las versiones de Paul Simon y Stephin Merrit ya se pueden escuchar por iTunes (o por youtube, para nosotros los latinos)

Un proyecto ambicioso que no salió del todo. Tal vez, el peor momento de la discografia gabrieliana y, siendo un disco interesante, con grandes momentos y muy alejado de la mediocridad, sólo habla de la talla del artista.

Año: 
2010

También en Spazz:

El status de Marquee Moon es comprensible. Es un álbum único y prácticamente perfecto, en el que Television descubre un estilo verdaderamente atractivo, en parte cercano al garage rock pero a su vez con una sutileza claramente derivada del jazz
Una película que parece casi onírica, tremendamente demandante intelectualmente, que lidia con la siempre difícil relación entre productor-director-guionista
Segunda parte del cuento original de Erick Nielssen: Conversación con un Demonio
El caos de instrumentos, la versatilidad que cada uno de ellos tiene, las variaciones de las interrelaciones que cada uno de éstos demuestran, hacen que este disco sea una experiencia única
Etiquetas: 
¡Califica este artículo!
No votes yet