Spazztube 28/09/2013
Las canciones que más me impresionaron en esta semana
Por:


The Cure
Primary
Faith
1981

Este tema de post-punk es contundente, enérgico y extático. Mantiene un backbeat muy afilado por esos rasgueos veloces e insistentes de guitarra que persisten con díadas armónicas en una especie de power chord. La clave armónica es un juego de Mi menor y Re mayor, así que hay una ligera opresión pero que se ilumina brevemente con Re. Es un ámbito de tensión bien instaurada. Este conjunto es un vehículo brillante para la melodía martilleante de Robert Smith. El estribillo (“the further we go…”) es un movimiento emblemático, activo y tenaz que repite el mismo motivo con impunidad (este juego de verso-estribillo es lo mejor del tema). Como puente Smith ejecuta unas díadas más agudas de guitarra que se exponen dramáticamente con un efecto de phaser fantástico. En la segunda estrofa Smith sube dos tonos para generar sorpresa y más aún en “so the fall came thirteen years” donde asciende más agudo (!) para impresionar. Un gran tema que parece no repetir ninguna de sus melodías!

Hay que escuchar esta versión en vivo, muy fiel a la obra original y que provee un impacto visual a la interpretación.

Kraftwerk
The Model
The Man-Machine
1978

Este clásico es bello y místico. Kraftwerk realmente encontraron melodías emblemáticas y poderosas. Está basado en La menor y Mi menor, así que hay depresión y síntoma de misticismo. Ese juego de acordes es un motor armónico construido con sus propios tonos base (la melodía principal y los versos cantados). Los sintetizadores son del estilo sawtooth así que su sonido de “trompeta mutada electrónica” funda un ambiente futurista, fabuloso y solemne. Como puente el acorde cambia a un Do mayor ambiguo (no es luminoso ni oscuro) con zumbidos bien establecidos de un sintetizador tipo “corno francés” que descienden para luego ascender a una cúspide tonal en la nota Si. Esto afianza un éxtasis pre-textual al verdadero clímax: una melodía multi-tonal impactante que se mueve con figuras de corchea por varios tonos de ambos acordes básicos con una moción gloriosa y visionaria.

The Left Banke
I Haven’t Got The Nerve
Walk Away Renée/Pretty Ballerina
1967

Sí, este Spazztube es bien variado. ¿Qué quieren que les diga? Mis escuchas semanales no siguen ningún patrón definido. Bueno, este tema desconocido es un gran ejemplo del rock barroco de los 60’s (sólo hay que escuchar el conjunto de clavicordio para comprenderlo). Posee una energía sublimada y potente. Inicia con el riff de clavicordio que luego se tornará omnipresente. Es portentoso con su moción de neo-blues veloz y se incrusta en el cerebro (escúchenlo y luego me cuentan). Luego se establece el conjunto con los versos basados en una prolongación vocal (en la palabra “I”) a la cual se suma una armonía de dos tonos más aguda para dar terminación con “haven’t got the nerve”. El puente cambia a un acorde menor que instaura algo de oscuridad y misterio; la melodía se mueve con tonos insistentes y suben un tono para revolucionar la tensión (en la palabra “over”). Esta frase: “And to say I'm through with you” disminuye la tensión del primer verso. Luego el puente (“leave me lonely and forget me”) sube varios tonos para incrementar la presión armónica, esta vez con dos voces distintivas y el verso final es un punto culminante brillante.

New York Dolls
Vietnamese Baby
New York Dolls
1973

Y del rock barroco pasamos al glam-rock de los 70’s. Los New York Dolls duraron poco pero marcaron las pautas para lo que vendría a ser el punk. El ambiente ejemplifica la anarquía de tal género musical en gran manera. Es un tema a tiempo medio pero con una “radiación de fondo” extraña generada por las guitarras distorsionadas. El riff inicial es una especie de boogie sideral y psicótico de la cual nace otro riff: un zumbido de guitarra barítona distorsionada que se libera de forma genial. El groove es “iluminado” por el boogie y por unos rasgueos con efecto de crunch máximo. La melodía vocal es memorable, basada en tres tonos que se mueven de forma cíclica. “But maybe” marca el cambio semántico al puente que adiciona unas líneas agudas desequilibrantes de guitarra y “on your mind” es el clímax que extiende un tono junto con unos trallazos de batería. El final es un grandioso freak-out orgiástico de gritos tonales y saturación de guitarras.

¡Califica este artículo!
No votes yet