Woody Allen
La última película de Woody Allen, To Rome with Love, es mala. O floja. O menor. Como ustedes quieran llamarle
La premisa y la trama son brillantes. Abriendo puertas para tantos elementos, a tanta expectativa y suspenso. ¿Se logra el cometido?
Una obra completa, señoras y señores. El mejor Bergman está aquí. Y el mejor Allen, sin duda.
Si la cosa funciona (como le pusieron en español) deja un grato sabor de ojos ya que, antes que nada, es una muestra del Allen más clásico.