Rock chileno
Dos críticas chilenas al nuevo álbum de Los Bunkers
Dos críticas chilenas al nuevo disco de Los Bunkers
Nueve canciones con demasiada personalidad, es un disco con una producción notable, con letras que rozan la perfección en cuanto a imágenes y lecturas múltiples que se puedan hacer, aparte de ser un disco en suma, demasiado inteligente
Este disco uno de los máximos estandartes de la historia musical chilena y sin dudas el mejor disco de los últimos 15 años en el país
Nadie se hubiera imaginado el año 2005, que Gepe en siete años estaría declarando públicamente que le gusta el reggaeton y que es una de sus influencias para su nuevo álbum
Como el tipo ya había anunciado, empezó a asimilar influencias poco comunes para este disco, declarándose admirador de la bachata, de la cumbia Peruana y hasta del género que justamente el sector que más gusta de Gepe se dedica a odiar, el reggaeton
Los nombres de Gepe, Dënver, y más fuertemente el de Javiera Mena, cautivaban a un público que nunca escuchó ni tomó muy en cuenta la música de esta franja sureña de tierra llamada Chile.
En MGG el dúo pareciera estar totalmente seguro de cada arreglo o instrumentación, así como también de cada palabra o frase que adornan estas 11 canciones. El disco refleja un potencial compositivo sorprendente, que no sabemos bien qué límite podría tener.
Un trabajo muy sólido con algunas de la mejores canciones que he oido en un buen tiempo, muy recomendado para cualquiera.