Can
Se funda en el PODER de la música con numerosas ideas compositivas proporcionadas. Es una experiencia psicofónica asombrosa. Con pasajes instrumentales largos y pletóricos en impacto
Un disco que podría ser grabado hoy, o quizá de aquí 50 años, pero siempre nos remitiría a un lugar muy lejano en el tiempo, demasiado avanzado para lograr captarlo nosotros, seres de mentes limitadas
Requiere de gusto por el genero y paciencia, aunque es la puerta de entrada recomendada para todo aquel que le interesa escuchar o conocer el tan famoso Krautrock
Damo Suzuki en Madrid
La genética alemana parece especialmente predispuesta al microchip genial de la locura.