Britpop
Different Class es EL disco de pop, que trasciende a todas las épocas y llega a todos los rincones de la música. Se mantiene por si mismo y hace que su contexto sea al contexto del hombre, con todas sus contradicciones y pesares
Oasis consiguen en su álbum debut un sonido lleno de personalidad
Suede es una pieza de arte muy especial; es un álbum íntimo y casi sincero por momentos, pero también puede ser glamuroso, decadente y extrovertido, demostrando que lo que llamamos "rock" puede trascender sus clichés y producir adrenalina sin caer en la frivolidad y superficialidad de muchas bandas de rock que no tienen un frontman tan sensible y sofisticado como Brett Anderson.
Es opaco, es translúcido y es transparente. Es ilusión y es desesperanza. Es una vela en una habitación oscura y un nubarrón en un cielo despejado.
Es el final del disco, la despedida de Pulp en cierto sentido, o del Pulp exitoso, el de los 90, aquella banda que bebió de la gloria, de la fama. De esa pequeña revolución llamada el britpop.
The Holy Bible hace exactamente lo que sus autores se proponían, por lo que es un álbum peligroso, ya que actúa como un recordatorio de la miseria, casi como una apología a tirarnos de un puente
De este modo culmina, pues, una obra que, para el que suscribe, constituye una de las cúspides de la producción musical de la década de los '90.
Este álbum representa un nuevo avance en el britpop, para entonces una corriente ya totalmente establecida por la prensa británica como la solución al nefasto grunge estadounidense
Luego de abandonar casi totalmente cualquier referencia al movimiento britpop en su álbum homónimo de 1997, Blur siguió desarrollando un sonido con influencias ajenas a su entorno vernáculo tales como el gospel, el hip-hop, la música electrónica, el lo-fi, el rock alternativo, entre otros.
Blur se atreve a navegar por sonidos y terrenos más aventurados que sus álbumes predecesores, y esta vez no hay mayor esfuerzo por incorporar o fusionar dichas fuentes en compactas canciones pop

Páginas